Para tu lectura, oración y reflexión te compartimos la Lectio Divina y Liturgia de las horas del miércoles 13 de marzo, te invitamos a orar con nosotros

Lectio Divina

“Un corazón, quebrantado y humillado, Tú, oh Dios mío, no lo desprecias”

Dios desea la salvación de todos los hombres, por ello nos exhorta continuamente a la conversión. Sin embargo nuestro corazón se aparte de él, no lo escuchamos, ni acogemos su misericordiosa voluntad. “Aquí hay uno más que Jonás”, dice Jesús a la gente de su tiempo y nos dice a nosotros hoy. Escuchemos su voz, acojamos su invitación a vivir en continua conversión, permitamos que él transforme nuestro corazón para ser instrumentos da amor y misericordia en la construcción de la civilización del amor.


Liturgia de las horas.

La Liturgia de las Horas,  oración pública de la Iglesia, es fuente de piedad y alimento de la oración personal. No es una acción individual o privada, sino que pertenece a todo el cuerpo de la Iglesia...Por tanto, cuando los fieles son convocados y se reúnen para la Liturgia de las Horas, uniendo sus corazones y sus voces, visibilizan a la Iglesia, que celebra el misterio de Cristo. Esta atención privilegiada a la oración litúrgica no está en contraposición con la oración personal; al contrario, la supone y exige, y se armoniza muy bien con otras formas de oración comunitaria, sobre todo si han sido reconocidas y recomendadas por la autoridad eclesial”