El exnuncio apostólico en Estados Unidos, el Arzobispo italiano Carlo Maria Viganò, criticó al Papa Francisco por el supuesto mal manejo de dos acusaciones de abusos sexuales presuntamente cometidos por un seminarista y por un arzobispo latinoamericano que actualmente sirve en el Vaticano.

Sin embargo, en los dos casos descritos por Viganò, los presuntos abusos sexuales habrían ocurrido antes que el Santo Padre tomara posesión de la Sede de Pedro en marzo de 2013.

Las afirmaciones de Viganò fueron publicadas el 3 de julio por el sitio web LifeSiteNews y serían extractos que no fueron publicados en una entrevista realizada a través del correo electrónico del Arzobispo con el diario estadounidense The Washington Post. Cuando esta última fue publicada, una nota del editor indicaba que algunos pasajes fueron retirados del diálogo de 40 preguntas porque algunas afirmaciones del exnuncio contenían “alegatos no verificados”.

Los dos casos que menciona el Arzobispo ya han sido tratados por otros medios.

La primera acusación se refiere a la que hizo Kamil Jarzembowski, que en 2012 cuando era estudiante en un seminario menor del Vaticano acusó a otro seminarista mayor, Gabriele Martinelli, de haber abusado sexualmente de su compañero de cuarto durante cinco años.

En 2018 esta acusación fue divulgada por Associated Press (AP), mientras que la prensa italiana lo informó en 2017. El tratamiento inicial que le dio el Vaticano fue criticado, ya que Jarzembowski salió del seminario, mientras que el supuesto abusador fue ordenado sacerdote en 2017.

El exnuncio indica que en el año 2000, el periodista venezolano Gastón Guisandes López acusó a Mons. Peña Parra de haber abusado de dos seminaristas menores en Maracaibo el 24 de septiembre de 1990, tres años antes de ingresar en el servicio diplomático del Vaticano.

 
Fuentes: AciPrensa - Red Noticias