A continuación descubre algunos de los escritos, que más de ser sólo simples frases, son una declaración de amor a la Santísima Virgen María, en las que los Santos destacan sus virtudes y todo lo que junto a María podemos alcanzar.

Como católicos, veneramos a nuestra Santísima madre la Virgen María, porque ella es la Madre de Jesucristo Dios, y porque además, ese título de "la Madre de Dios" está plasmado por toda la eternidad en las Sagradas escrituras en el simplemente saludo que le hizo su prima Isabel cuando se llenó del Espíritu Santo: «¿quién soy yo para que la Madre de mi Señor venga a visitarme?»

A continuación las quince declaraciones de amor de los Santos a la Virgen María:

  1. "María es como la estrella de la mañana en medio de la oscuridad de las nubes, y el curso de su vida brilló como resplandece la luna en la plenitud de su luz. Como el sol, envía también ella fúlgidos resplandores" (San Antonio de Padua)
     
  2. "La humildad y el amor de la Virgen Inmaculada penetró mi alma. Cuanto más imito a la Santísima Virgen, tanto más profundamente conozco a Dios." (Santa Faustina Kowalska)
     
  3. Cuando las tentaciones pongan en peligro tu salvación y la tristeza te quite las fuerzas y los deseos de seguir trabajando por conseguir la santidad, acuérdate de María y llámala en tu ayuda; llámala insistentemente como el niño aterrorizado pide ayuda a su madre y Ella, que es causa de nuestra alegría, correrá a ayudarte. Te desafío a que hagas la prueba. No te fallará ni una sola vez (San Bernardo)
     
  4. Había trabajado mucho en tratar de convertir a un gran pecador y nada que lo lograba. Entonces decidí encomendárselo totalmente a la Santísima Virgen María y la gracia se obtuvo prontamente (Santa Gemma Galgani)
     
  5. He recomendado muchas veces a la gente que repita frecuentemente esta oración: "Oh María, rogada Jesús por mí" y los resultados obtenidos son maravillosos (San ALfonso María Ligorio)
     
  6. Si tú haces algo por la Virgen María, la Virgen María hará mucho por ti (Siervo de Dios Felipe Rinaldi)
     
  7. Hay que predicar a todos, grandes y chicos, que son hijos de María Santísima, que ella los quiere librar de los peligros del mundo y llevarlos a la gloria celestial y que a los que la honrar con sus oraciones y con el cumplimiento exacto de su deber, Ella le concederá infinitas gracias y favores. (San Juan Bosco)
     
  8. Nunca he visto que un pecador haya rezado con fe y perseverancia a la Santísima Virgen y haya tenido mala muerte (San ALfonso María Ligorio)
     
  9. No hay criatura que haya contribuido tanto como María a la reconciliación de Dios con los hombres. Ella nos trajo al Redentor. Ella es la mediadora ante el único Mediador que es Cristo. Por medio de ella vino al mundo el que hizo las paces entre Dios y los pecadores (Santo Tomás de Aquino)
     
  10. Siempre tuve fe en María Auxiliadora y he visto suceder cosas admirables (San Juan Bosco)
     
  11. Ante Dios los ruegos de los Santos son ruegos de amigos, pero los ruegos de María son los ruegos de Madre (San Alfonso María Ligorio)
     
  12. Si yo no tuviera a la Madre de Dios que me defiende a cada paso de los peligros del alma, ya habría caído en poder de Satanás (Santo Cura de Ars)
     
  13. Hay una novena bienaventuranza. Dice así: "Bienaventurados los devotos de la Santísima Virgen, porque tendrán sus nombres escritos en el Libro de la Vida Eterna (San Buenaventura)
     
  14. El nombre de María tiene más virtud que el de todos los nombres de los Santos para consolar a los débiles, curar a los enfermos, iluminar a los ciegos, ablandar corazones endurecidos, fortificar a los que combaten, animar a los cansados y derribar el poder de los demonios (San Abad Raimundo Jordán)
     
  15. Quien dice «María», dice el más admirable ornamento de la casa de Dios. Quien dice “María”, dice la gloria, el amor y las delicias del Cielo y de la Tierra. (Orígenes, Doctor de la Iglesia)
-
Fuente: PildorasdeFe.net